logo sitio

Emilio Said

Emilio Said – CDMX 1970

Miembro del Sistema Nacional de Creadores, estudió en La Esmeralda, CNA, y Maestría en Producción y enseñanza de las Artes En la ESAY, su trabajo refleja los caminos de un artista que transita libremente entre la pintura, la gráfica expandida, la arquitectura, el arte sonoro, las intervenciones para sitio específico y la disciplina de la arquería, generando, en cada movimiento nuevos brotes rizomáticos; nuevas posibilidades de crecimiento para la obra y el pensamiento.

Su exposición individual Archer´s paradox, se presentó recientemente en el Kunstlerhaus, Salzburgo, Austria.

Emilio ha expuesto su obra de manera individual y colectiva en las siguientes ciudades: Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Bremen, Paris, San Remy, Viena, Salzburgo, Bruselas, Budapest, Madrid, Barcelona, Oviedo, Bolzano, Trieste, Varsovia, Finlandia, Basel, Praga, Kioto, Osaka, Singapur, Seúl, Hong Kong, Ottawa, Chicago, Kansas, Washington y Nueva York. (entre otras)

Cuenta con múltiples distinciones entre las que destacan: 

1er Premio de Adquisición, Bienal Nacional José Atanasio Monroy, Guadalajara.

Premio de Adquisición 1ra Bienal Internacional de Grabado, Museo Posada, Aguascalientes.

Artist in Residence, Salzburgo, Austria.

Residencia, Taller de Liles, Paris, Francia.

Artist in Residence Viena, Austria.

Premio de adquisición, 1ra Bienal Nacional de Estampa Contemporánea, MUNAE, Cdmx.

Beca Jóvenes Creadores FONCA en Pintura y en Gráfica.

Premio de Adquisición XVIII Encuentro Nacional de Arte Joven.

En México su obra ha tenido presencia en: Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo, Museo de Arte Moderno CDMX, Museo Carrillo Gil, Museo San Ildefonso, Museo de la Ciudad de México, MUCA CU, Centro Cultural España, Museo MARCO  Monterrey, MACO (Museo de Arte Contemp. Oaxaca), IAGO Oaxaca, Museo Arocena, Torreón, Museo de Arte de Querétaro, Museo MACAY Yucatán. Museo Nacional de la Estampa MUNAE.  Museo Internacional del Barroco, Puebla.

Texto curatorial Archer´s Paradox

El 22 de septiembre del 2018 a las 5:24 pm, una flecha corta en dos la atmósfera de los andenes de la antigua estación de ferrocarriles de Mérida hacia su objetivo: un piano ubicado justo al centro del espacio.

La reverberación del impacto permanece sostenida en el aire. El tiempo se oblonga.

Si hiciéramos una vista en cámara lenta de los momentos iniciales del vuelo de esta flecha, observaríamos que al salir del arco ésta se flexiona y dibuja ondas hacia ambos lados como resultado de la fuerza de aceleración inicial. Este fenómeno es conocido como la paradoja del arquero.

El artista propone en esta paradoja el inicio de una metáfora:  Emilio nos muestra los caminos de la producción de un artista que transita libremente entre la arquitectura, el arte sonoro, la gráfica expandida, el acto pictórico, las intervenciones para sitio específico y la disciplina de la arquería, generando, en cada movimiento, nuevos brotes rizomáticos; nuevas posibilidades de crecimiento para la obra y el pensamiento.

Segundos después, 61 disparos más conforman una lluvia multifónica al estrellarse sobre el piano desde distintos ángulos. Esta información sonora es captada y transformada simultáneamente por el compositor Javier Álvarez, quien de nuevo la devuelve al espacio arquitectónico.

La acción del piano es el eje que da vida a la investigación de esta muestra. Ha sido concebida como un gesto poético que evidencia la manera en que los medios se suman a la exploración de varios niveles de representación y reconfiguración para cuestionar el acto creativo, el espacio, el tiempo y el territorio ocupado. Es así como los caminos trazados por esta acción para piano, se desdoblan generando rizomas electroacústicos, partituras arquitectónicas, pintura, gráfica, ensambles. Todo nos devuelve a un punto de origen:

El asunto es aquello que queda suspendido en el espacio al momento del impacto. Es el tiempo contenido. Es la pieza convirtiéndose en evanescencia de sí misma. Samia Farah / Otoño de 2019